Feeds:
Entradas
Comentarios

La biotecnología

La biotecnología puede definirse como la aplicación de los sistemas biológicos, desde biomoléculas hasta comunidades complejas de microorganismos, para la obtención de bienes y servicios. En este sentido, es una disciplina muy antigua, pues desde hace miles de años, el hombre ha aplicado la biotecnología en su vida cotidiana, aunque es hasta la época moderna cuando se le da un enfoque científico.

La biotecnología es inherentemente interdisciplinaria Permite la convergencia de conceptos y métodos de distintas áreas científicas y tecnológicas, tales como: Microbiología, Bioquímica, Genética, Biología celular, Química, Ingeniería química y bioquímica, Ingeniería mecánica, Ciencia y Tecnología de alimentos, Electrónica, Informática, etc…

Es importante recordar que muchas de las aplicaciones biotecnológicas son milenarias, y que ahora podemos mejorarlas con nuestros grandes avances tecnológicos, como es el caso de los fermentos. Por lo tanto, aunque la biotecnología es famosa por los transgénicos, la biotecnología tradicional también es muy importante.

¿La biotecnología es en verdad necesaria?
¿Es necesaria para poner fin al hambre? No s esabe con certeza, pero esto no justifica que se abandone. Para la FAO, la biotecnología puede ayudar a las personas de escasos recursos y, con un manejo adecuado, hacerlo sin causar daños al medio ambiente.

Guión: Roberto Vazquez Muñoz
Producción: Baja la Ciencia

Anuncios

El Biomagnetismo

Escuchar cápsula: Haz click aquí

¿Qué es?

El Biomagnetismo Médico es un supuesto sistema terapéutico, inventado por Isaac Goiz Durán a partir de 1988. Argumenta que mediante el uso de  imanes, puede combatir parásitos, bacterias, hongos, virus y otros gérmenes que son la causa de diversas enfermedades.

El fraudulento sistema del biomagnetismo consiste en el reconocimiento de “puntos de energía alterados en el organismo humano que en conjunto provocan una enfermedad” (sic). Dicho reconocimiento lo realizan por medio de imanes llamados “pasivos” (es decir, no están electrificados). Los imanes se colocan directamente sobre el cuerpo, en el supuesto “escaneo biomagnético”. Tras la “revisión”, el charlatán coloca los imanes en esos puntos.

Parten del supuesto de que la enfermedad se localiza en la zona en “desequilibrio entre cargas positivas y negativas”. Argumentan que si esa alteración iónica es corregida se regresa al punto de equilibrio, solucionando el problema. Sigue un principio similar al fraude de la homeopatía, en el que interactuan iguales con iguales; afirman que la polaridad negativa es capaz de impactar a una carga patológica similar, los que se anulan al encontrarse con la carga positiva.

Los charlatanes aseguran que el biomagnetismo es compatible con cualquier otra forma de pseudoterapia (homeopatía, alopatía, naturopatía, flores de Bach, reiki, etc.), despreciando o minimizando la importancia de la medicina tradicional.

Extensión del Fraude

El fraude del biomagnetismo se encuentra tan difundido, que incluso los charlatanes cuentan con asociaciones e institutos. Un ejemplo es Biomagnética, creado por Antonio Salas Velasco, cuyos dudosos métodos se basan el principio mágico-filosófico de que toda enfermedad comienza con un desajuste existencial. Entre sus métodos engañosos destaca la hipnosis, la imposición de manos, el “masaje holístico”, el uso de imanes y la homeopatía. Usa además otras técnicas igual de fraudulentas y falsas, tales como la quiropraxis, la naturoterapia, la ozonoterapia, etc. Una asociación que avala el fraude del biomagnetismo, es el Colegio Mexicano de Biomagnetismo Médico.

Rompiendo el Mito

Debido a la técnica que usan de imanes “pasivos”, no es posible generar cargas electromagenticas, debido a que tienen campos magnetostáticos. Esto limita su capacidad para modificar el ambiente.

Por otro lado, mencionan que usan imanes para curar al cambiar el pH de la “zona afectada”. Esta propuesta es muy ingenua, además de que el cambio de pH (nivel de acidez o alcalinidad) puede efectuarse mediante técnicas más realistas. El problema es que un cambio de pH puede resultar desde nocivo, hasta mortal, dependiendo de la zona y la intensidad.

Afirman que el campo magnético de la pseudoterapia biomagnetista (de hasta 10000 Gauss) altera el ADN viral, pero en realidad, el ADN se afecta cuando una persona se somete a una resonancia magnética (aproximadamente hasta 30000 Gauss).

Además, es mentira que un pequeño campo magnético altere el pH de un medio (por lo menos de forma perceptible). Incluso, de forma rutinaria, los laboratorios emplean agitadores magnéticos para homogenizar disoluciones mientras se mide el pH, y si fuera cierta esa capacidad “equilibradora” todas las medidas serían erróneas.

Contrario a lo que afirman los charlatanes del biomagnetismo, no todas las enfermedades son causadas por microorganismos o virus. Muchas de ellas son de origen genético, ambiental o por envejecimiento. Y tampoco se combaten variando el pH dentro del cuerpo, esto podría resultar fatal para nosotros y a una gran cantidad de microorganismos no les pasaría anda. Muchos patógenos pueden vivir a pH ácidos y básicos, en rangos que van desde pH 6 a pH 12, incluso más extremos.

ES IMPORTANTE RECORDAR LO SIGUIENTE

NO EXISTEN LOS REMEDIOS MÁGICOS. Actualmente no se conoce ninguna técnica o medicamento que sirva para curar todo tipo de enfermedades. Si te dicen que una terapia sirve para todo, déjalo, probablemente no sirve para nada.

EVIDENCIA CIENTÍFICA. No existen estudios publicados en revistas científicas, reconocidas y serias, que avalen la técnica del par biomagnético. Es difícil creer que el biomagnetismo es confiable cuando sólo se menciona en lugares que citan a la homeopatía, la curación por el pensamiento o los tratamientos del cáncer con fitoterapia.

PSEUDOCIENCIA. La pseudoterapia del par magnético es un claro ejemplo de una práctica falsa y fraudulenta: la pseudociencia.

NOTAS CURIOSAS

Entre otros autores, Isaac Goiz intento de curar enfermedades mediante técnicas fantasiosas, intentando poder curar incluso el SIDA, al inactivar virus mediante el uso de imanes. No hay ninguna evidencia basada en estudios o publicaciones científicas y su creador fue acusado de fraude recientemente. A pesar de ello, es una disciplina en expansión en ámbitos relacionado con el new age.

Sobre su fundador

El “Dr.” Goiz no pudo obtener autorización para dictar sus cursos en Costa Rica, acusado de ejercicio ilegal de la profesión y por violar varias leyes en ese país. El Colegio Médico de costa Rica a denunciar a Goiz ante los tribunales, por lo que Goiz abandonó el país inmediatamente evadiendo la acción de la justicia.

Aquí en México, a pesar de las leyes contra el fraude y la práctica de la pseudociencia y la charlatanería, Goiz y su terapia siguen operando impunemente, robándole el dinero a la gente que busca curarse de sus males. No se han encontrado acciones por parte de los Colegios de Médicos del país ni la acción de las autoridades.

Peligros de su uso

Debido a que los enfermos creen que se van a curar, abandonan el tratamiento. Además los charlatanes, para evitar ser descubiertos, muchas veces aconsejan a los pacientes que dejen el tratamiento clínico, lo que tiene efectos negativos en la salud.

Por otro lado, le da falsa esperanza a las personas, particularmente en enfermedades incurables o muy difíciles de tratar, provocando que las personas se confíen, mientras pagan grandes sumas de dinero.

¿Y qué dicen las leyes?

En una nota publicada en Notimex, el 2 de Junio, se menciona que “la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que son constitucionales las sanciones contra quienes se aprovechen de la ignorancia y creencias supersticiosas de las personas para obtener un lucro, lo que es tipificado como fraude.

Los ministros de la Primera Sala del alto tribunal avalaron el artículo 205 del Código Penal de San Luis Potosí que establece que se sancionará a quien explote las preocupaciones, las supersticiones o la ignorancia de las personas.”

Es importante señalar que este artículo dispone que se comete el delito de fraude quien, “para obtener un lucro indebido, explota las preocupaciones, las supersticiones o la ignorancia de las personas, por medio de supuestas evocaciones de espíritus, adivinaciones o curaciones u otros procedimientos carentes de validez técnica o científica”.

Bajo estos preceptos, la Sala de la Corte negó un amparo a un grupo de personas que se ostentaban como curanderos y se hacían llamar “Los hermanos Kendall”, quienes proporcionaban a sus víctimas bebedizos o infusiones para combatir sus males físicos.

Asimismo, “les referían que su dinero estaba malo y que para ello tenían que realizar la cura respectiva en los domicilios donde supuestamente había tesoros”, prácticas por las cuales obtuvieron grandes cantidades de dinero, expuso el juez que en su momento sentenció a tres de ellos a ocho años de cárcel.

Los supuestos curanderos promovieron un recurso de apelación y posteriormente una demanda de amparo, por considerar que dicho artículo es inconstitucional, pues describe de forma confusa el cuerpo del delito de fraude, además de que el juez les impuso sanciones con base en un beneficio económico indeterminado.

El caso fue turnado a la Corte, donde este día, los integrantes de la Primera Sala resolvieron que no se sanciona una práctica espiritual, sino el engaño fraudulento en el ofrecimiento falso de adivinaciones, evocaciones o curaciones, con lo cual se comete un daño patrimonial al explotar las preocupaciones o ignorancia de la víctima.

(Información de Notimex y Publicado en Noticias Prodigy-MSN el 2 de Junio de 2010)

Referencias

–          http://www.biomagnetismo.biz/

–          http://www.biomagnetica.com.mx/bienvenidos.html

–          http://es.wikipedia.org/wiki/Biomagnetismo

–          http://0cae0.blogspot.com/2008/03/los-mitos-del-biomagnetismo-refutados.html

–          http://lacienciaysusdemonios.com/2010/05/13/10-razones-para-no-creer-en-el-%C2%ABpar-biomagnetico%C2%BB/